Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 julio 2008

Como os decía en el primer mensaje, el próximo fin de semana, del 1 al 3 de agosto, celebramos en Pueyo las Fiestas Patronales (en honor de San Pedro ad Vincula), organizadas por la Comisión de Fiestas y con la colaboración del Ayuntamiento de Graus. Para los que os animéis a visitarnos en esos días, aquí tenéis el programa:

 

VIERNES 1 DE AGOSTO

22:00 Pregón de fiestas y cena de convivencia

24:30 Actuación de la charanga “BAND & DÍEZ”

 

SÁBADO 2 DE AGOSTO

12:00 Volteo de campanas

17:30 Juegos infantiles

Tarde y noche: sesiones de baile con la “NUEVA ORQUESTA”

(en el descanso de la noche, se repartirá pan con tomate y jamón)

 

DOMINGO 3 DE AGOSTO:

13:00 Misa baturra con el grupo de jotas “VIRGEN DE LA PEÑA” (posteriormente, ronda hasta la Plaza Mayor donde se ofrecerá un aperitivo popular a todos los asistentes)

17:00 Campeonato de guiñote

17:00 a 21:00 Parque infantil “GUYUS” (hinchables, karts y toro mecánico)

 

OS ESPERAMOS

Anuncios

Read Full Post »

MADOZ, en su Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico (1845-1850), en el volumen dedicado a la provincia de HUESCA, describe así el lugar de PUEYO DE MARGUILLÉN:

l. en la prov. de Huesca (12 leg.), part. jud. de Benabarre (1 1/2), dióc. de Barbastro (4), aud. terr. y c. g. de Zaragoza (20), ayunt. de Barasona. SIT. en un valle; su CLIMA es bastante sano. Tiene 9 CASAS; igl. parr. (San Pedro Apóstol) servida por un cura rector de provisión real, y una laguna de aguas llovedizas, que sirve de abrevadero para los ganados. Confina con Cappella, Cancer, Barasona y Aguinalin [SIC]. El TERRENO es de secano y de mala calidad. Los CAMINOS dirigen á los pueblos limítrofes, á Graus y á Benabarre: recibe la CORRESPONDENCIA en aquel punto. PROD.: poco centeno, aceite, vino y pastos; cria ganado lanar. POBL.: 22 vec., 103 alm. CONTR.: con el ayunt.

 

 

Hoy PUEYO, como se conoce al lugar en la comarca, pertenece al municipio de GRAUS, del que dista 7 kilómetros (BARASONA desapareció bajo el pantano del mismo nombre), y sigue siendo un pequeño y bello lugar de La Ribagorza, abierto al valle del Sarrón y con una población de cerca de 50 habitantes (62 según datos oficiales de 1991).

Situado a 541 metros de altitud, en un promontorio (que, seguramente, explica su nombre), se encuentra en la carretera de Graus a Benabarre (N-123a) y la antigua balsa a la que se refería MADOZ, se ha convertido hoy en un pequeño parque a las afueras del pueblo, al otro lado de la carretera.

 

 

 

La pequeña iglesia románica (siglo XII), dedicada a San Pedro Apóstol, domina con su torre poligonal del siglo XVI (recientemente restaurada) el perfil del pueblo, que muestra su origen como plaza fortificada medieval. Sólo la plaza abierta en el lugar donde existía una antigua abadía, y dos nuevas construcciones, rompen hoy el perímetro que, a modo de muralla, formaban las propias casas, las cuales aún se conocen, como es costumbre en el Alto Aragón, con sus nombres tradicionales: Antoñeta, Balbina, Baldellou, Chironi, Chorchi, Dionisia, Durán, Enjuanes, Ferrero, Felip, Ferraz, Florenz, Francho, Garrín, Lama, Llatres, Lluvín, Macarulla, Montanuy, Solano, Teresa, Tomasa y Vigo. También pervive, aunque el castellano se va imponiendo, el habla local, variedad del aragonés ribagorzano en su transición hacia el catalán ribagorzano, hablado en la Franja, con la que limita PUEYO.

 

 

Sobre su nombre, además de lo dicho en relación con el significado de “pueyo”, como promontorio (derivado del latín podium, que en castellano ha dado “poyo”), el apelativo DE MARGUILLÉN haría referencia, como sugiere la fonética, a un posible “Marc Guillén“, quizá un antiguo señor del lugar. Sea como sea, la primera mención escrita del pueblo, en latín, data de 1117 y en ella se hace referencia a un tal Severianus, denominándose el lugar “Almuniam de Puio Sivarano“. En el fogaje de 1495, es denominado Pueyo de Merguillén, apareciendo luego en otras referencias como Pueyo de Marguillem, 1551, Pueo de Marguillem, 1598, o, simplemente, Pueo, 1607.

No obstante, las gentes han atribuido su etimología a una leyenda local, según la cual su fundadora habría sido MARÍA GUILLÉN. Carlos Bravo, la refiere brevemente en su blog de la siguiente manera:

Hay una leyenda, citada en una nota por Jorge Mur en su libro “Septembris”, que vincula la despoblación de Lumbierre con el vecino pueblo de Pueyo de Marguillén: al parecer una influyente dama de este lugar, llamada María Guillén —cuyo nombre permanecería hoy en el topónimo—, se habría llevado a Pueyo al cura de Lumbierre, y este hecho habría acarreado que al citado sacerdote le siguiera toda la población de este último lugar que, por ese motivo, quedaría abandonado. Mi sorpresa fue grande cuando, al buscar información para escribir este artículo, algunas personas originarias de Pueyo me dijeron que habían oído a sus padres referirse a la ermita de Lumbierre como la iglesieta de Pueyo y que recordaban que de niños señalando a este lugar los mayores les decían: “mirad, allí estaba antes Pueyo“.

Pero si hablamos de tradiciones, quizá la más famosa del lugar sea un antiguo dicterio o cuentecillo jocoso, que los habitantes de Torres y otros lugares de la redolada aplicaban a los de Pueyo con no muy sanas intenciones. Se trata de la historia o chiste de la BALLENA de Pueyo, a la que se aludía explicando que los de Pueyo la tenían guardada, precisamente, en la balsa de aguas llovedizas a la que se refiere MADOZ y que, por desgracia, solía secarse al final del verano. La historieta, folklórica sin duda, ha sido contada en muchos otros lugares, siendo famosa, por su referencia en la literatura áurea, la “Ballena del Manzanares”. Hoy, este magnífico animal ya no es, sin embargo, un insulto para los habitantes de Pueyo, sino un motivo, más gracioso que ofensivo, con el que reclamar una cierta identidad local.

 

 

Para acabar (por esta vez) hay que decir que quizá la mejor época para visitar y conocer PUEYO sea el verano (cuando se multiplica su población) y muy especialmente las fiestas locales, que se celebran el primer fin de semana de agosto y en las que el visitante podrá disfrutar de las orquestas que amenizan las noches, el afamado concurso local de guiñote o los juegos para los más pequeños.

Ya sabéis, estáis todos invitados a participar.

 

 

Read Full Post »